El “Puente de Dios”, es una impresionante formación rocosa que adquiere la forma de arco natural conectando por arriba ambas paredes de la garganta, y sirviendo así de puente sobre el río Farda, situado a una altura de 35 metros, consiguiendo una singular belleza gracias al entorno que lo rodea.

Incluye:

Guías titulados y especialistas, seguros de RC, seguros de asistencia, casco, zipper o vaga de anclaje especial para vías ferratas (Gama alta en seguridad),  arnes, y reportaje fotográfico de la actividad.

El material que debe  llevar los participantes:

Botas de montaña/treeking, calzado para mojarse, ropa preferentemente transpirable y de abrigo, gafas de sol con protección, mochila con agua y algo de comer, muda seca de repuesto.